Razas de vacas lecheras

México posee un importante sector ganadero, no obstante, es un importador neto de productos lácteos en virtud de que el sector lechero nacional no es capaz de cubrir, por múltiples razones, toda la demanda interna. Los productores nacionales cubren aproximadamente el 70 % de la demanda interna, siendo el resto cubierto por importaciones, muchas de las cuales son inevitables debido a la apertura comercial del País. Fuentes fidedignas reportan que la producción actual de leche líquida en nuestro país llega a las 10.6 millones de toneladas, equivalentes a 10,600 millones de litros aproximadamente. La mayor parte de la leche industrializada la aporta el sector especializado, donde la raza predominante es la Holstein Frisian; pero un volumen importante de leche lo proporciona la lechería no especializada y de doble propósito.

Al rededor del mundo existe una variedad de bovinos especializados en producción de leche y a continuación te presentaremos las más representativas y de importancia económica.

HOLSTEIN FRISIAN

También conocida como vaca Holandesa o Frisona. Esta raza se originó en 2 provincias de Holanda: Frisia Occidental y país bajo del norte o North Holland, poco se sabe a cerca de su más remoto origen, pero no hay duda en que fue Holanda el núcleo geográfico del cual se diseminó esta raza que, sin objeciones, es la más formidable lechera de la historia.

La Holandesa es la más pesada de las razas “lecheras”, presenta 2 variantes en cuanto a color de pelaje: el pinto blanco con negro y el blanco con rojo. La variante dominante es el berrendo en negro, siendo de carácter recesivo la variante en rojo. Dentro de la variante berrendo en negro, la cantidad de negro presenta un gran espectro, encontrándose así animales muy negros con algunas manchas blancas o viceversa, animales casi blancos con algunas pintas negras, sin embargo un porcentaje elevado de los animales muestra un equilibrio en el color. No hay animales enteramente blancos ni enteramente negros.

Los cuernos están siempre presentes, no obstante, el descornado es práctica común. Si de alguna forma se define al típico animal lechero, es a través de las siguientes características: 1. Cuerpo anguloso, amplio, descarnado, considerando el período de lactancia.

2. Cuello largo descarnado, bien implantado.

3. Capacidad corporal relativamente grande en proporción al tamaño, barril profundo y medianamente ancho, cinchera grande.

4. Ubre de gran capacidad y buena forma, fuertemente adherida, pezones medianos y colocación en cuadro, muy bien irrigada.

La raza Holstein, es la más productiva de todas las razas lecheras. El promedio de producción de la raza en Holanda es de 8500 Kg. En los E.U.A. se estima que el promedio nacional a edad adulta es de 11656 kg por lactación de 305 días, ( año 2011) encontrándose fácilmente hatos con promedio en el rango de los 10 a 12,000 Kg / lactación.

Al primer parto, la vaquilla de 24 meses debe pesar como mínimo 520 Kg posparto para considerarla con buen desarrollo corporal en dicho momento. Los machos sometidos a engorda están en condición y peso óptimo a los 11-12 meses pesando entre 272 Kg y 320 Kg.

RAZA JERSEY

La raza Jersey se originó en la isla del mismo nombre, situada en el canal de la mancha, entre Inglaterra y Francia. Esta es una de las más viejas razas reconocidas como tal, remontándose esto a casi 6 siglos.

La popularidad de la raza se debe a que se adapta bien a muchos climas, incluyendo los tropicales y adicionalmente su leche es rica en sólidos totales, especialmente grasa.

La Jersey es la más ligera de las razas lecheras así como también, la de tipo más refinado (angulosidad y proporción) la piel es fina y el pelo corto. El color varía del cervato al café o al café negruzco, que puede ser completo o mostrar algunas manchas blancas pequeñas, aunque la mayoría de los criadores prefiere un color más bien definido. Tanto vacas como toros tienen zonas de la capa más oscuras, especialmente la cara que en muchos animales es de pelaje oscuro, La osamenta es fina, lo que le da realce a su angulosidad. La cabeza es pequeña y tiene una característica hendidura o concavidad frontal, los ojos son saltones y el hocico oscuro. Se le considera como el tipo lechero más refinado entre las razas especializadas. Su conformación corporal refleja un acentuado “temperamento lechero” y una buena conformación de ubre.

Cuando a peso se refiere, esta raza en estado adulto es la más ligera de todas las razas lecheras. La vaca adulta pesa un promedio 430 Kg y tiene una altura de 1.20 m y los toros 680 Kg una altura de 1.51 m. No obstante, su rendimiento lechero en relación a su peso compite con el de la raza Holstein Friesian ya que puede producir hasta 13 veces su peso en leche. Respecto a su leche, se trata de la más rica en grasa y sólidos totales de todas las razas; en promedio contiene 3.6% de proteína y 4.60% de grasa.

Los sólidos no grasos (proteína, azúcares y minerales) totalizan 9.7% para un promedio de 14.1 % de sólidos totales. El promedio de la raza es de 8221 kg en los E.U.A y 3700 kg para el ganado Neozelandés, bajo pastoreo exclusivamente.

La raza Jersey ha mostrado una notable adaptación climática en las diferentes regiones del mundo, donde actualmente se le aprovecha como raza pura. Funciona bien en el trópico, reportándose altos rendimientos: 2151 Kg/ lact. En Centroamérica y bajo régimen de pastoreo, lo que es un buen promedio para esta raza en esas condiciones. Funciona mejor que otras razas en condiciones tropicales, por ser mayor su resistencia al calor.

Esta raza, fuera de la Isla de Jersey se le encuentra en concentraciones importantes en Canadá, E.U.A., Inglaterra, Nueva Zelanda, Sur África Brasil. Una cruza 5 octavos Jersey 3 octavos Cebú es la raza Jamaica Hope, localizada únicamente en la Isla de Jamaica. En México retoma auge poco a poco, estando ya registrada la asociación de criadores de esta raza.

PARDO SUIZO

Esta raza; notable por su fortaleza y rendimiento, se denomina en alemán Schwyz, en honor al Cantón (provincia de Suiza) en donde se inició por primera vez el esfuerzo de mejora de la raza. Su origen queda confinado a lo que es la parte media Oriental del país Helvético; como se desarrollaba en forma rústica su talla no se vio incrementada hasta que a principios del siglo XIX se mezcló con ganado alemán de talla grande, aunque se desconocen los niveles de cruzamiento y los cambios del tipo original.

La raza Pardo Suizo es famosa en todo el mundo y es la segunda raza por su rendimiento lechero, aunque no ha podido desplazar a la raza Holandesa en ningún país. En Suiza compite con la Simmental en el suministro de leche y carne para el pequeño mercado suizo. En los E.U.A. existe el segundo rebaño Suizo en importancia fuera de su país de origen, no obstante, las diferencias de población entre la raza Holstein y la Suiza son abismales y no parece que la situación pueda cambiar. En México hay un visible hato Suizo asentado en el trópico, en la región del Golfo y Sureste; aunque se le aprovecha como ganado de doble propósito. Sus rendimientos, comparados con los rebaños de clima templado y criados intensivamente son bajos, pero el potencial lechero está ahí; listo a dar el salto adelante.

La raza Pardo Suizo moderna se caracteriza entre otras cosas por su talla mediana, su capa es de un sólo color “café-gris”; el cual varía en tono, aunque se prefieren las sombras obscuras; encontrándose animales de tonalidades claras gris cremoso y animales muy tostados, especialmente en los costados. las áreas de un color más claro se localizan en los ojos, hocico, orejas y en las partes bajas de las patas. El pelo es corto, fino y suave, la piel pigmentada; muestra negro en la parte expuesta como el hocico. Los cuernos son blancos con puntas negras, medios o pequeños; dirigidos hacia afuera y arriba, encorvándose en las puntas. La cabeza es ancha y la cara moderadamente larga. La espalda es amplia y la línea dorsal recta. El pecho es profundo, con bien arqueadas costillas, y los desarrollados cuartos traseros son carnosos.

El Pardo Suizo es reconocido por sus buenas patas y pezuñas, rasgos necesarios en la evolución de la raza en los Alpes Suizos, lo que le confiere ventajas en el pastoreo. Las patas son algo cortas y las pezuñas son negras. La ubre está bien desarrollada, está en general bien adherida y tiene buenos pezones. El Pardo suizo Americano es de conformación angulosa , descarnado pero con evidente fortaleza corporal y un bien desarrollado sistema mamario.

El Pardo suizo Europeo, es de aspecto robusto, compacto, siendo su sistema mamario de mediano desarrollo.

La raza además cuenta con caracteristicas que definen sus virtudes, como:

1) Mansedumbre: En la antigüedad esta característica fue seleccionada por la razón que se usaba también para tiro; por eso se la llamó la raza de triple propósito: leche, carne y tiro.

2) Longevidad: Se llega a casos de vacas en producción con más de 15 años de edad.

3) Se utiliza mucho en zonas tropicales, donde otras razas no resisten.

5) Las vacas Pardo Suizas están pastando cuando otras razas, por el calor, están a la sombra.

6) Partos fáciles.

7) Muy buen porcentaje de preñez.

8) Pezuñas duras; por esta aptitud hay menos problemas con pisos de cemento.

9) Por tener cuero grueso resisten más las picaduras de tábanos, mosquitos, garrapatas,etc.

10) No son propensas a la sarna debido a su cuero grueso.

11) No son propensas a la mastitis, teniendo el máximo de sanidad en ubres.

12) Leche con alto contenido en sólidos: 4,5% grasa y 3,5% de proteína.

La Mosca y su importancia económica

Las moscas son de gran importancia económica en las explotaciones pecuarias, ya que contaminan los productos obtenidos de esta industria, además son vectores que transmiten una variedad de enfermedades que afectan a los animales y al hombre. La principal especie con importancia pecuaria es la mosca doméstica (Musca domestica), cuya presencia obliga a los ganaderos a invertir grandes sumas de dinero para su control.

Otras especies de moscas que tienen gran impacto en la industria pecuaria son las especies hematófagas (que se alimentan de sangre), estas moscas alcanzan gran importancia económica causando perdidas millonarias. Estudios realizados de la mosca de los cuernos (Haematobia irritans) han determinado pérdidas anuales superiores a los US $730 millones. Así mismo las mosca de los establos (Stomoxys calcitrans) provoca pérdidas de US $432 millones.

Aún con la disponibilidad de diferentes alternativas químicas para eliminar a estos insectos, el problema persiste en el mundo, este tipo de control no es suficiente para reducir las poblaciones. La industria pecuaria basa el control de moscas y otras plagas asociadas, casi en su totalidad en el uso de pesticidas, obteniendo resultados positivos sólo de corto plazo.

Manejo integral de plagas

El establecimiento de un programa de manejo integral para el control de moscas de importancia pecuaria consta de cuatro etapas: detección, identificación, evaluación y manejo.

Detección. Tiene como finalidad determinar la existencia temprana de focos de producción de moscas. Requiere de la realización de monitoreos regulares observando el cuerpo de los animales, las excretas, comederos, camas y en general todas las instalaciones en busca de larvas y adultos de mosca.

Identificación. Corresponde a una de las acciones más importantes en la implementación de un programa de manejo integral, pues existen numerosas especies asociadas a la producción pecuaria, algunas de ellas de gran relevancia económica al reducir o contaminar los productos pecuarios; sin embargo, existen otras que no influyen directamente en la producción.

Hay especies que en bajas poblaciones son benéficas, porque sus estados larvarios pueden alimentarse, de larvas de mosca doméstica. Este es el caso de la mosca negra de la basuca (Ophyra aenescens) y de la falsa mosca de los establos (Muscina stabulans).

Con una correcta identificación de las especies se aumenta la efectividad de los sistemas de manejo seleccionados, al atacarlas en sus estadíos más susceptibles así como en las épocas más apropiadas, al conocer bien su ciclo de vida y aspectos biológicos.

Evaluación. Con la ayuda de monitoreos, se debe realizar la valoración de los resultados obtenidos en el programa de manejo establecido.

Manejo. Posterior a la identificación, es importante establecer las distintas estrategias de manejo que se desarrollarán para disminuir las poblaciones de las especies identificadas, considerando los beneficios asociados a implementar estrategias que combinen controles biológicos y químicos.

Características de las moscas más comunes en la industria pecuaria

Mosca doméstica (Musca domestica). Los adultos de esta especie son moscas de coloración grisácea, de 6 a 9 mm de longitud, con cuatro franjas negras en el dorso del tórax. El abdomen presenta dos manchas de color amarillo crema en los costados. La hembra de esta especie, ovipone en grupos de 75 a 150 huevos, generalmente en lugares oscuros, buscando excrementos de animales o basuras de diversos tipos. El ciclo completo tiene una duración aproximada de 10 a 21 días en condiciones normales.

Mosca de los cuernos (Haematobia irritans). Son moscas de 3 a 5 mm de longitud, de coloración grisácea. Los estadíos inmaduros se alimentan del estiércol fresco, mientras que los adultos lo hacen de sangre a través de su boca en forma de estilete. Las hembras pueden oviponer de 80 a 100 huevos, los que, en condiciones normales, alcanzan su estado adulto entre los 14 a 25 días.

Mosca de los establos (Stomoxys calcitrans). La mosca de los establos es la plaga más importante de la ganadería a nivel mundial, afectando principalmente las lecherías y ganaderías especializadas en lácteos. S. calcitrans se ha asociado mundialmente a la producción pecuaria, sin embargo de forma inusual y atípica se reproduce excelentemente en materia orgánica en descomposición principalmente los rastrojos de cultivos además del estiércol animal, provocando niveles superiores más de 10 veces de los valores reportados en la literatura. Los adultos son hematófagos, hembras y machos se alimentan de la sangre del ganado vacuno y equino; provoca diferentes daños entre ellos pérdidas en la producción de leche, disminución del índice de reproducción, pérdida de peso y transmisión de enfermedades de los animales.

Medicina Veterinaria, profesión de primera importancia

En estos momentos por los que está pasando la humanidad con respecto al tema de salud nos surge la duda sobre cuáles son las profesiones que jugarán un papel fundamental en el control de dicha enfermedad. Por supuesto, los primeros que podemos enlistar son a los Médicos; sin embargo, muchas veces nos olvidamos del papel tan importante que tienen los Médicos Veterinarios dentro de la sociedad y en los estados de emergencia como el que se está viviendo actualmente.

Para poder comprender la importancia de la profesión es importante establecer las actividades que realiza un Veterinario; entre las más importantes podemos mencionar el promover y mantener la producción y la salud animal, evitar la transmisión de enfermedades de los animales al hombre conocidas como zoonosis, garantizar la producción de alimentos de dicho origen, inocuos y de calidad; asegurar la sustentabilidad de los sistemas de producción animal, sin el deterioro de los recursos naturales renovables y no renovables, participar en la generación de investigación biomédica y en lo relativo a la producción animal.

Esta amplia gama de actividades en las que incide el Médico Veterinario es de gran importancia para el desarrollo de los países, y tiene una repercusión directa en la población, tal es así que la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) y la Asociación Mundial de Veterinarios (AMV) han emitido un comunicado en el que recuerdan que se deben considerar como esenciales las actividades realizadas por los médicos veterinarios para garantizar la inocuidad de los alimentos, prevenir enfermedades y gestionar emergencias.

Este mensaje llega cuando gobiernos de todo el mundo han adoptado medidas restrictivas para cerrar las empresas no esenciales. Decisiones que plantean interrogantes sobre cómo afectan dichas normas a la profesión veterinaria.

En este contexto, la OIE y la AMV abogan por que las actividades específicas de los Servicios Veterinarios se consideren empresas esenciales. En opinión de ambas organizaciones, los veterinarios son una parte integral de la comunidad sanitaria mundial. Además de las actividades relacionadas con la salud y el bienestar de los animales, desempeñan un papel fundamental en la prevención y la gestión de las enfermedades, incluidas las zoonosis, y para garantizar la seguridad alimentaria de las poblaciones.

En la situación actual, el desarrollo del Médico Veterinario en la Salud Pública es crucial principalmente en actividades puntuales como:

  • Prevención, control y eliminación de las zoonosis.
  • Prevención y control de problemas de salud animal de importancia social y económica.
  • Inocuidad y calidad de los alimentos de origen animal.
  • Promoción y apoyo de acciones que favorecen el turismo nacional e internacional, así como el comercio e intercambio pecuario dentro y fuera de las fronteras.
  • Investigación de brotes de enfermedades de origen alimentario.
  • Investigación, detección temprana, prevención y control de enfermedades animales exóticas, zoonosis emergentes y amenazas biológicas.
  • Control y protección del ambiente de deshechos animales y del efecto de determinadas prácticas de manejo, producción de animales y transformación de productos y subproductos de origen animal.
  • Promoción de la salud y el bienestar de la población humana.
  • Producción, desarrollo y promoción del uso apropiado de biológicos y reactivos.
  • Promoción del bienestar de animales domésticos y silvestres.
  • Promoción de la tenencia responsable de animales de compañía.
  • Intervención en desastres naturales o provocados por el hombre.
  • Prevención de peligros laborales o asociados con animales vivos y sus productos.
  • Desarrollo de modelos biomédicos para investigación en salud humana.
  • Formación y capacitación del recurso humano que participa en salud pública.
  • Formulación y realización de proyectos de desarrollo local y comunitario.
  • Investigación, promoción y aplicación de desarrollos biotecnológicos eficientes y apropiados a las condiciones sociales, económicas y culturales.
  • Promoción y participación en la formulación e implementación de iniciativas intersectoriales y de políticas públicas que favorezcan la salud y el bienestar humano.
  • Hacer operable la colaboración intersectorial e interdisciplinaria entre agricultura y salud pública.

Al realizar su trabajo, los veterinarios tienen la responsabilidad de salvaguardar su salud, la salud de aquellos con los que trabajan y la salud de sus clientes. Por lo tanto, deben asegurarse de que se apliquen los niveles adecuados de bioseguridad, que su personal esté protegido con el equipo necesario y que los propietarios de los animales estén informados de las medidas de precaución aplicadas.

Es responsabilidad de cada individuo asegurarse de que se respeten los comportamientos apropiados en el marco de estas actividades, para evitar una mayor propagación de COVID-19.

Probablemente en muchos países y regiones continúa siendo válido el señalamiento que hace Calvin B. Schwabe en su libro “Medicina Veterinaria y Salud Pública” en cuanto a que, “durante un largo periodo, los veterinarios han hecho aportes a la salud pública, pero es un fenómeno relativamente reciente que el veterinario haga carrera en esta disciplina…”… y que, no obstante, el hecho de que sea especialista en salud pública es una relativa “novedad”, no por ello puede afirmarse que sean igualmente nuevos los vínculos entre la medicina veterinaria y la salud humana”.

El coronavirus ¿puede enfermar a los perros o gatos?

Con la reciente aparición del nuevo Coronavirus de Wuhan (Covid-19) el cual ha llegado a nivel de pandemia, la población en general se ha alertado con respecto al posible contagio de sus perros y gatos por este virus. Pero ¿en realidad tendremos que preocuparnos?

Dentro de las tareas que llevamos a cabo como empresa responsable de la salud y bienestar animal está la de divulgar en medios digitales sobre cómo actúa este nuevo virus, cómo se transmite y cómo prevenir contagios.  

Los virus son las entidades biológicas más abundantes y menos entendidas en la Tierra. En su mundo invisible y paralelo en el planeta, matan a la mitad de las bacterias en el océano todos los días.

Hay 10 billones de trillones de virus que habitan en el planeta Tierra y entre ellos se encuentra la familia de los Coronavirus formada por varias cepas de virus, es decir, varios tipos de Coronavirus.

Algunos infectarán exclusivamente a animales, como es el caso del Coronavirus canino y felino y otros que infectarán a humanos como es el caso de Covid-19, el cual se contagia de humano a humano ocasionando síntomas de enfermedad respiratoria, como dificultad para respirar y tos.

Sin embrago, lo primero que debemos tener en cuenta es la especificidad que tienen los diferentes tipos de coronavirus, es decir, que existen coronavirus que afectan solo al perro, al gato u otras especies como el humano.

El Coronavirus Canino (CVC), el cual es un virus que causa una enfermedad infecciosa en los perros independientemente de su edad, raza u otros factores, aunque sí es cierto que los cachorros son más susceptibles de contraer esta infección.

Se trata de una enfermedad de curso agudo y cuyos signos pueden manifestarse tras el periodo de incubación, que suele durar entre 24 y 36 horas. Los signos más comunes que los perros podrían presentar por la infección de CVC son falta de apetito, fiebre, temblores, vómito y diarrea súbita y fétida, con sangre y moco. Se trata de una enfermedad contagiosa solo entre perros, aunque si es tratada a tiempo no suele presentar ninguna complicación ni secuela posterior.

Prevenir el coronavirus canino requiere únicamente de dos acciones sencillas, pero completamente necesarias:

  • Seguir con el programa de vacunación establecido, que según las recomendaciones de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) la primera vacuna para proteger a los perros de este virus debe aplicarse al iniciar su esquema de vacunación, es decir, cuando es un cachorro y aplicar revacunaciones anuales o trianuales, según el criterio del Médico Veterinario, de las condiciones de vida del animal y de la región en donde viva el perro.
  • Mantener condiciones de higiene suficiente en los accesorios del perro, tales como platos, juguetes o mantas.

Por otra parte, también tenemos a un coronavirus especifico de felinos y que en este caso afectaría a los felinos de compañía. Nos referimos al Coronavirus Felino (FCoV), el cual es común en gatos que viven en grupos numerosos, albergues o criaderos. La transmisión del virus sigue la ruta oro-fecal, es decir, el coronavirus se elimina por las heces al medio ambiente y los gatos se infectan al ingerirlo cuando se acicalan o cuando comen.

El FCoV es la causa de la Peritonitis Infecciosa Felina (PIF), la cual tiene manifestaciones clínicas muy diversas, por lo que no existen signos clínicos asociados que sean exclusivos de esta enfermedad.

La forma más clásica del PIF se caracteriza por la acumulación de líquido amarillento en la cavidad abdominal (lo que provoca distensión de la misma) y/o torácica (derrame pleural, que da lugar a dificultad respiratoria).

Los signos iniciales son inespecíficos y muy vagos, como por ejemplo letargia y pérdida de apetito; algunas formas de enfermedad cursan con lesiones inflamatorias en los ojos o sistema nervioso, lo cual provoca alteraciones en la visión y problemas de comportamiento, andares temblorosos y tremores. La enfermedad suele progresar de forma rápida y el pronóstico es desfavorable.

También debemos recordar que una alimentación adecuada y el suficiente ejercicio físico ayudarán a que el sistema inmunitario de perros y gatos se mantenga en un estado óptimo.

A pesar de que el Coronavirus de Wuhan (Covid-19) y los Coronavirus canino y felino pertenecen a la misma familia viral, el primero no podrá infectar ni enfermar a perros y gatos. Ante cualquier duda sobre la salud de los animales de compañía acude con el Médico Veterinario.

Programas de desparasitación en porcinos

LOS PARÁSITOS DEL CERDO Y SU CONTROL

Los cerdos constituyen un eslabón más en la cadena alimenticia, ya que nos brindan productos de alta calidad nutritiva para la alimentación humana. La porcicultura es una actividad que ha tenido incrementos en el ámbito mundial, en países desarrollados y en aquellos en vías de desarrollo. En nuestro país la porcicultura se realiza en gran medida de manera intensiva (tecnificada) y semitecnificada; sin embargo, los cerdos han formado parte de nuestra cultura en las producciones de traspatio, representando una fuente importante de alimentación, así como una fuente de ingreso y ahorro.

Uno de los problemas que afectan con más frecuencia las producciones porcinas son las enfermedades parasitarias que pueden conllevar a problemas sanitarios en la producción de estos. Un aspecto muy importante es el carácter zoonótico de varias especies de parásitos. El cerdo constituye un importante reservorio de agentes parasitarios zoonóticos como: Trichinella spp, Cysticercus cellulosae, Balantidium coli, Toxoplasma, Ascaris suum, Macracanthorhynchus hirudinaceus. De igual manera los cerdos pueden infectarse con otras especies que no tienen relevancia zoonótica las cuales invaden el estómago, intestino, pulmones e hígado.

Las especies comúnmente encontradas en las explotaciones son: Strongyloides ransomi,
Oesophagostomun dentatum, Trichuris suis, y Hyostrongylus rubidus, estos parásitos son considerados como causa importante de pérdidas en la productividad, asociada al desarrollo escaso de los lechones, pérdidas económicas en alimentación por deficiencia en la ganancia de peso y decomiso de las vísceras. Los factores de riesgo relacionados con el parasitismo en cerdos son: prácticas de manejo como el tipo de piso, tamaño de la camada, manejo adecuado de antiparasitarios, ingreso de nuevos cerdos infectados y la limpieza de los corrales e instalaciones.

El parasitismo en el ganado porcino es de etiología poliparasitaria, es decir, que participan diversos agentes parasitarios. Los parásitos del cerdo se clasifican en dos grupos, internos (endoparásitos), que viven dentro del cuerpo y externos (ectoparásitos), que viven sobre o dentro de la piel. Estos parásitos generalmente son específicos de hospedador, pero hay excepciones.

PARÁSITOS INTERNOS (ENDOPARÁSITOS)

Todos ellos usan los nutrientes del hospedador para multiplicarse y sobrevivir. Se encuentran en el aparato digestivo, riñones, hígado, pulmones o en el torrente sanguíneo. Hay cuatro grupos: los nemátodos (gusanos redondos), acantocéfalos (gusanos de cabeza espinosa), céstodos (gusanos planos o tenias) y los protozoos. El control de los parásitos requiere el conocimiento de su ciclo biológico. Así pueden adoptarse procedimientos que, junto con los antiparasitarios, rompan este ciclo y prevengan una nueva infestación. Hay dos tipos de ciclo biológico, el directo y el indirecto.

El ciclo directo

Los parásitos adultos ponen sus huevos en el intestino y son eliminados por las heces al piso. Los huevos desarrollan fases larvarias, pero sólo la última fase puede infectar a los cerdos y desarrollar un parásito adulto. Algunas larvas (áscaris y gusano del pulmón) ingresan al tracto digestivo y migran a través del hígado a los pulmones antes de completar su ciclo.

El ciclo indirecto

Comienza como un ciclo directo, con los huevos que abandonan el cerdo con larvas en su primer estadio de desarrollo. El huevo que contiene la larva es ingerido por un segundo hospedador, como una lombriz de tierra o un escarabajo, donde sufre dos fases larvarias adicionales antes de transformarse finalmente en infectante para el cerdo. El cerdo ingiere al hospedador intermediario y así se completa el ciclo de reinfección. Un ciclo indirecto siempre requiere a otro hospedador para el desarrollo antes de que la larva pueda infectar al cerdo.

La duración de cada ciclo depende de la temperatura y humedad del ambiente. Los huevos y larvas no se desarrollan en condiciones frías y la mayoría muere en condiciones muy secas. Este tiempo de supervivencia fuera del cerdo es importante para controlar las infecciones continuas. La larva también necesita varios días para desarrollar dentro del huevo una fase infecciosa. Si las heces se eliminan antes de que este desarrollo se haya completado, el ciclo se rompe. El período de tiempo que necesita la larva dentro del cerdo para madurar hasta un adulto que pone huevos se denomina, período de incubación.

Cuadro 1. Parásitos internos del cerdo.
PARÁSITOS EXTERNOS (ECTOPARÁSITOS)

Los ectoparásitos se alimentan de descamaciones cutáneas o de la sangre de los cerdos. Pueden provocar daños directamente por pérdida de sangre e irritación cutánea. Numerosos parásitos externos, también son vectores de enfermedades sistémicas graves para los animales.

Piojos

Los piojos son parásitos obligados, con una alta especificidad por su hospedador, fuera del cual sobreviven, como máximo, dos o tres días. Particularmente en el caso del cerdo esta especificidad es absoluta. El contacto directo entre animales es el mecanismo de trasmisión más importante. La única especie de piojos que afecta a los cerdos, Haematopinus suis, pertenece al suborden Anoplura (piojos chupadores hematófagos).

Haematopinus suis es una especie grande en la que las hembras adultas llegan a medir 5 mm de largo. Se localiza, principalmente, en las zonas donde la piel es más fina; en los pliegues del cuello y la papada, en los flancos, alrededor de la base y parte interna de las orejas, y en el interior de las patas. En los cerdos de capas más claras se aprecian a simple vista.

Sarna

Existen dos especies de ácaros que afectan al cerdo: Sarcoptes scabiei var suis que produce la sarna sarcóptica y Demodex phylloides que es responsable de una demodicosis. Sarcoptes scabiei var suis es el ectoparásito del cerdo más importante en todo el mundo, por su amplia difusión y por los efectos negativos sobre el desarrollo y los índices de conversión alimenticia. Se han señalado tasas de infestación que alcanzan entre el 70-90% de las explotaciones, con 20-95% de los animales afectados. El lugar de localización predilecto es la parte interna de las orejas, pero se hallan también en cara, trompa, zona periocular y otras zonas corporales.

Tabla 1. Programa de desparasitación para hembras con 2 partos al año.
Tabla 2. Programa de desparasitación para sementales con 2 empadres al año.
Tabla 3. Programa de desparasitación de lechones.

Productos Aranda

La pelecha en aves

La pelecha o caída de las plumas en las aves es un fenómeno que se produce anualmente y coincide con el comienzo del otoño y con la proximidad de épocas frías, todo esto para la preparación de las migraciones que realizan gran número de especies silvestres, sin embargo, en las aves domésticas este fenómeno también sucede.

La pelecha en las aves se produce varias veces a lo largo de su vida, en principio, esta caída de plumas puede ser completa y realizada en un tiempo muy corto, pero lo más frecuente es que se realice en etapas, existiendo en su cuerpo plumas de distintas generaciones.

En las aves el plumaje que es definitivo se denomina de base, pero para que este plumaje aparezca, el ave debe presentar previamente dos caídas de plumas, una que se llama pre juvenil y otra que se llama pre básica, presentándose sólo una vez en su vida en la fase de cría y recría.

Las aves adultas a lo largo de su ciclo anual, tienen dos tipos de pelecha; una que origina plumaje de base que también se denomina pre nupcial y siempre sucede en primavera, pero no es forma total, es decir, no afecta a todo el plumaje, pero da lugar al pelaje de reproducción o alternativo. La segunda caída de plumas llamada post nupcial se produce en otoño y origina una renovación completa de plumas.

En las aves en libertad, la caída de plumas pre y post nupcial se produce fuera del período reproductivo. En las aves domésticas, si las condiciones medio ambientales no están controladas, únicamente pierden plumas una vez al año al final de período de puesta, provocando también una interrupción de la misma.

Secuencia del cambio de plumaje en las aves:

Nombre del cambio de plumajeNombre del plumaje
Pre juvenilPlumón nativo
Pre básicaJuvenil
Pre alternativaPrimer plumaje de base
Pre básica (verano, otoño o post nupcial)Segundo plumaje de base llamado alternativo

La caída de la pluma se produce por el crecimiento de otra nueva, que empuja a la antigua hasta que ésta se cae. Pero la pelecha completa es un proceso que afecta a las distintas partes del cuerpo, respetando siempre el siguiente orden para la caída completa:

Cabeza – cuello – pecho – espalda – abdomen – alas – cola

En la mayoría de los casos, se desarrollas lentamente y las aves no llegan a quedarse totalmente sin plumas, sin embargo, en ocasiones esta caída de plumas puede realizarse en un tiempo breve, dando lugar a una caída de plumas casi total.

Fisiología del proceso de pelecha

La formación del huevo y la oviposición, es decir, lo que denominamos puesta, es el resultado de un complejo mecanismo neuroendocrino. Fruto de este mecanismo se establece en el organismo del ave un complicado equilibrio hormonal, que posibilita este proceso. En consecuencia, una pelecha se inicia cuando se rompe el equilibrio por la acción de los factores del medio externo, que provocan una respuesta de estrés (reducción del fotoperiodo, ayuno y alimentación inadecuada). Este tipo de acciones producen una serie de alteraciones en las gallinas, que conducen a un proceso hormonal, entre estas alteraciones se destacan:

  • Incremento de la actividad tiroidea.
  • Aumento de la actividad de las glándulas adrenales.
  • Reducción de la actividad sexual, detención de la puesta.
  • Atrofia de los caracteres sexuales externos.
  • Atrofia considerable del intestino.
  • Caída de las plumas.
  • Formación de nuevas plumas.
  • Regeneración del aparato genital.

La regulación hormonal de la pelecha

El cerebro de las aves afectado por el estrés que causa la etapa de pelecha, libera hormonas que se incrementan y estimulan las glándulas adrenales causando con esto:

  1. Falta de liberación de hormonas reproductivas.
  2. Liberación de hormonas que favorecen la renovación de la plumas.
  3. Se incrementa el nivel de hormonas que causan estrés, provocando que ya no pongan las gallinas.

El incremento de la liberación de estas hormonas por parte del cerebro trae una reducción de las hormonas FSH y LH. El ayuno, la disminución de alimento consumido, también origina una disminución de los niveles de estas hormonas, ambos efectos pueden sumarse provocando que las gallinas ya no pongan. La hormona FSH actúa en el proceso de maduración de los folículos ováricos y estos a la vez, estimulan la secreción de estrógenos. Por su parte LH, tiene como misión principal facilitar la ruptura del folículo maduro, que constituye el primer paso para la formación del huevo. La modificación de los niveles de las hormonas y la consiguiente ruptura del equilibrio de los niveles de sangre da lugar a la atrofia de los órganos sexuales. También se observa a medida que el proceso avanza, una disminución del peso de la gallina y sobre todo un descenso del peso de los órganos sexuales y del hígado. En la pelecha hay una reducción de porcentaje en el tamaño de los órganos sexuales del 50 al 60 por ciento y del hígado de un 75 por ciento respecto al peso corporal del animal. El bajo nivel de LH en sangre se mantiene mientras dura el ayuno, incrementándose con rapidez cuando el ave vuelve a ingerir alimento. La pelecha se completa con la formación de nuevas plumas y la regeneración del aparato digestivo. Además en el aparato genital regenerado maduran los nuevos folículos y se secreta progesterona que estimula las papilas de las plumas contribuyendo a la formación del nuevo plumaje. Como ya vimos en general la fisiología de la pelecha, ahora hablaremos de la pelecha en aves de combate.

La pelecha en aves de combate

Es un proceso en el cual el ave tiene su peor apariencia externa, tan mal se ve, que muchas veces son ignorados dejándolos olvidados a que pases como puedan esa etapa, si supiéramos que para las aves es un periodo delicado donde se someten a un fuerte estrés. En esta etapa su organismo le demanda un gran consumo de nutrientes que contengan minerales, carbohidratos, vitaminas y proteínas para convertirlos en queratina y ésta a la vez en plumas, por esto es importante una buena alimentación para observar a gallos y gallinas con un plumaje brillante y hermoso.

Según los científicos el total de las plumas de un gallo equivalen al 5% de su peso vivo, en promedio 125 gramos de plumas, que normalmente cambian en su totalidad en un lapso de tres meses, pudiendo ser de dos a cuatro meses, dependiendo de la alimentación. El nivel de energía y proteína de la dieta es determinante para un emplume rápido. A los que les gusta esta variedad de aves les interesa que la pluma sea resistente, colorida, flexible, brillante y duradera, algunos también quieren que las plumas sean más anchas y largas porque esto provee al gallo de un equipo de vuelo más eficiente.

Al aumentar al máximo la superficie en las alas extendidas por cada kilo de peso del ave, permitimos que el gallo se eleve más con menor esfuerzo, permanezca más tiempo en el aire y así pueda tirar patadas con más fuerza. Después de la caída de plumas, una vez que el ave está completamente con las nuevas plumas, sigue un periodo de descanso en el que acumula energía para la reproducción y en las gallinas la puesta de huevo para tener sus polluelos en la primavera. Antes de comenzar la puesta, en esta etapa se encontrarán gallinas que reflejen salud y vitalidad, observando crestas y barbillas de un color rojo intenso y brilloso.

La cabeza en las gallinas debe ser esbelta, femenina, ojos brillantes y alertas. El abdomen estará superficial y tenso, duro, con poca acumulación de grasa corporal. La profundidad del abdomen se mide entre la punta del cartílago de la pechuga y los huesos púbico (los dos pequeños huesos a los lados de la cloaca se llaman huesos púbicos). Todo esto se observa en las gallinas antes de poner.

Didel Guerra; Julio Armas; Renny Alzola; Mario Belmar y Gilma Hernández. Venezuela 2000. Efectos del fotoperíodo artificial sobre la actividad suprarrenal, parámetros electrolíticos y peso corporal en la codorniz japonesa (Coturnix coturnix japonicus).

Bery, W. 2003. The Physiology of induced molting. Poult. Sci. 82: 971-980.

Buxeade Carbó, C. 2000. La gallina ponedora Segunda edición. Ed. Mundiprensa Madrid, España. Mascorro 2012. Aves de combate en el traspatio. Universidad Autónoma Benito Juárez Oaxaca.

Los parásitos del caballo y su control

Ciertos eventos importantes en el desarrollo de la parasitología equina comienzan desde el año de 1665, cuando Ryusch fue el primero en observar a un nemátodo Strongylus vulgaris en las arterias de los caballos (Quiroz, 2013).

Muchos parásitos afectan a los caballos, y para su estudio y mejor entendimiento, los dividiremos en dos grandes grupos: ectoparásitos y endoparásitos, que a su vez se dividen en: protozoarios, tremátodos, céstodos y nemátodos (Castaño, 2005).

Ectoparásitos

Los ectoparásitos viven en la superficie del cuerpo del equino. Pueden pasar en el hospedador un periodo determinado o su ciclo de vida completo, además que pueden ser vectores de otras enfermedades (Ballweber, 2001).

Las garrapatas son ectoparásitos que se alimentan directamente de la sangre del animal, estos parásitos se encuentran sobre todo en animales que viven en zonas húmedas. Algunas especies que afectan a los equinos son Otobius megnini, Amblyomma spp., Ixodes spp., Boophilus spp., Rhipicephalus spp., Dermacentor spp. (Ballweber, 2001).

Otros ectoparásitos son los dípteros (moscas). Las moscas adultas se alimentan de sangre, provocando en el animal una molestia e incluso pueden dejar sus larvas en la zona de la picadura. Las especies de dípteros que afectan a los caballos son Hippobosca equina, H. maculate, H. rufipus y Tabanus spp. (Ballweber, 2001).

Otra variedad de moscas provoca miasis, éstas por lo general se encuentran en climas cálidos. Dichas moscas son conocidas como Gaterophilus y las especies son las Gasterophilus intestinalis, G. inermis, G. nasalis y G. hemorrhoidalis (Ballweber, 2001).

Los ácaros son otros artrópodos que pueden afectar a los caballos, algunos de éstos pueden vivir dentro de la epidermis y otros en la superficie de la piel. Entre las especies de ácaros presentes en los equinos están los Sarcoptes scabiei var equi, Chorioptes equi y Demodex equi (Ballweber, 2001).

Protozoarios

Los protozoarios más comunes que se encuentran en el caballos son Trypanosoma equiperdum, T. equinum, T. vivax, estos parásitos en su mayoría son transmitidos por insectos hematófagos, se encuentran en la sangre del hospedador y algunos también pueden infestar tejidos (Quiroz, 2013). La transmisión es posible mediante el contacto sexual de los equinos (Bowman, 2011).

Las coccidias en equinos se dan por la presencia de la especie Eimeria leukarti. Se ubican en el tracto intestinal del equino, principalmente se pueden encontrar en potros (Bowman, 2011).

Tremátodos

No son muchos los tremátodos que afectan a los caballos, sin embargo, existen dos enfermedades que se pueden encontrar en los equinos; la fasciolasis y la dicroceliosis. La fasciolasis es causada por la Fasciola hepatica la cual se puede encontrar en pulmones, tejido subcutáneo y en parénquima del hígado, causando trastornos en la nutrición (Quiroz, 2013). La fasciolasis no está contemplada como una enfermedad que debe ir dentro del calendario de desparasitación (Razuri, 2014).

En la dicroceliosis el parásito es Dicrocoelium lanceolatum, se encuentra en los conductos biliares por donde llegan al intestino y causan traumas en el hígado (Quiroz, 2013).

Céstodos

Los céstodos son parásitos internos, principalmente se encuentran en el tracto digestivo de los vertebrados. Existen dos enfermedades causadas por céstodos: Anoplocefalosis e Hidatidosis (Quiroz, 2013).

La Anoplocefalosis también conocida como teniasis es causada por Anoplocephala perfoliata, Anoplocephala magna y Paranoplocephala mamillana; se encuentran principalmente en la válvula ileocecal y en el intestino delgado y grueso. Se caracteriza clínicamente por causar cólico. El pastoreo favorece para la presencia de estos parásitos (Fernández, 2013).

La Equinocococis hidatidosis es causada por Echinococcus granulosus, se encuentra principalmente en el aparato digestivo de los carnívoros, pero se trasmite por el agua contaminada y se aloja en el hígado y pulmón (Quiroz, 2013).

Nemátodos

Los nemátodos son el grupo de parásitos con mayor presencia en los caballos, el género que los afecta de manera más temprana es el Strongyloides westeri. Se han encontrado huevos en excretas en potrillos de 14 días de edad. El modo de infestación es a través de la ingestión de larvas por vía transmamaria, dado que las larvas permanecen en la glándula mamaria de la yegua y se movilizan al momento de la lactancia, esto explica la presencia de las parasitosis en animales muy jóvenes, los potros recién nacidos pueden presentar a partir del noveno día, diarrea abundante de color verdoso, que puede acompañarse con deshidratación, adelgazamiento y muerte. Los huevos de pequeños Strongylus ciatostomidos aparecen en las excretas a partir de las seis semanas de infestación (Fernández, 2013).

Otra forma en que adquieren la parasitosis, es mediante la ingestión de larvas que contaminan las pasturas. Las larvas ingeridas se localizan en el intestino grueso, penetran la mucosa y se desarrollan preadultos para luego emerger a la luz intestinal. También es probable que permanezcan con interrupción de su desarrollo (hipobiosis) en la mucosa por algunas semanas o meses; este fenómeno ocurre principalmente en otoño, ya que la mucosa presenta gran cantidad de pequeños nódulos que albergan el parásito en su interior. En la primavera puede ocurrir que los parásitos emerjan al exterior, produciendo importantes lesiones en la pared intestinal, lo que conduce a una importante diarrea con adelgazamiento y deshidratación (Quiroz, 2013).

Las 3 especies de grandes Strongylus que afectan a los equinos son Strongylus vulgaris, Strongylus edentatus y Strongylus equinus. Se caracterizan por habitar el intestino grueso y llegan a medir entre 3 a 5 cm y las formas infestivas son las larvas en tercer estadío que se encuentran en las pasturas de las cuales se alimentan los caballos (Razuri, 2014). Una vez en el intestino delgado, estas larvas efectúan migraciones complejas por distintos órganos y sistema arterial. El Strongylus vulgaris es el responsable de producir arteritis parasitaria, dado que sus larvas migran a través de las arterias, dañando las paredes de éstas, en consecuencia, pueden producirse coágulos, trombos y aneurismas; comprometiendo la irrigación. Los problemas ocasionados por las larvas son variados en función del tamaño de los aneurismas y su localización se puede observar desde cansancio, disminución del rendimiento, cólicos y en casos más graves rotura de los vasos, hemorragia interna y muerte (Razuri, 2014).

Programas de prevención y control

Hay numerosos parásitos internos que pueden afectar a un caballo, pero sólo unos pocos causan comúnmente problemas de salud significativos. Es importante comprender el ciclo de vida de estos parásitos, la prevención y los programas de control exitosos son efectivos porque interrumpen el ciclo de vida de los parásitos.

Pueden ser divididos en dos áreas básicas:

  • Manejo de las instalaciones.
  • Tratamientos químicos.

Manejo de las instalaciones

Mantener la densidad de la población y la sanidad en las caballerizas (el estiércol debe ser correctamente eliminado). El pastoreo alternado con rumiantes y los esquemas de rotación de pastos ayudarán a interrumpir el ciclo vital de los parásitos; lo cual reducirá la infestación parasitaria, debido a que la mayoría de los parásitos internos buscan huéspedes específicos.

La rotación de pastos puede también ayudar a decrecer la incidencia del sobrepastoreo, por lo tanto, disminuye la ingestión de parásitos. Agrupar a los caballos por edades en los pastos ayudará a minimizar que los caballos jóvenes estén en contacto con infestaciones larvarias extensas.

Se recomienda utilizar comederos para el forraje y concentrado, pues alimentar a los caballos en el suelo aumenta el riesgo de infectarse con parásitos. Todos los comederos y bebederos deberían ser rutinariamente limpiados para prevenir contaminación fecal en el alimento o en el agua.

Tratamientos químicos

Para eliminar los parásitos han sido desarrolladas distintos tipos de fórmulas químicas, las más comunes son la ivermectina, febendazol, albendazol, pirantel, prazicuantel y closantel, disponibles en diferentes formas físicas (pasta, aditivos de alimento, gel, líquido, entre otros). Los antiparasitarios son efectivos por distintas vías de administración, la dosis administrada se suele basar en el peso del caballo, los caballos necesitan ser desparasitados varias veces al año, comenzando a las 4 u 8 semanas de edad.

Hay varias estrategias de desparasitación utilizadas en el control parasitario de equinos y todas tienen ventajas y desventajas. Algunas de las estrategias son: tratamientos a intervalos, rotación anual, tratamiento diario o continuo (como administrar un agente para eliminar larvas de moscas al menos dos veces al año), sin rotación, tratamiento específico y tratamientos estratégicos.

Programas de desparasitación

Desparasitación de potrillos antes del destete.
Desparasitación de hembras y machos después del año de edad con carga parasitaria baja.
Desparasitación de hembras y machos después del año de edad con carga parasitaria alta.
Desparasitación de potrillos después del destete.
Desparasitación de yeguas gestantes.

Referencias:
Ballwewber L. (2001). Veterinary Parasitology. Butterworth-heinemann: Massachusetts, Estados Unidos.
Bowman, D. (2011). Parasitologia para veterinarios. Elesvier Saunders: Barcelona España.
Castaño R. (2005). Parásitos de los equinos. Red de helmintología para América latina y el caribe. Conferencia electrónica. Área de parasitología, instituto de pato biología, Castelar Argentina.
Fernandez, N. (2014). Anoplacefalosis equina: epidemiologia de la infección en España y estudios de las lesiones producidas por Anoplocephala perfoliata. Recuperado el 20 de noviembre por Anoplocephala perfoliata.
Quiroz, H. (2013). Parasitología y enfermedades parasitarias de animales domésticos. Limusa: México D.F.
Razuri, B. (2014). Prevalencia de trematodos en caballos en el distrito de Cajamarca.

Secretariat

Un super caballo

Scretariat cuando se coronó con la triple corona en Belmont Park.

Si habláramos de béisbol tendríamos que hablar de Babe Ruth, si fuera de fútbol tendríamos que hablar de Pelé, si fuera de carreras de autos tendríamos que hablar de Ayrton Sena. Pero si hablamos de carreras de caballos tendremos que hablar de “Big Red” mejor conocido como Secretariat.

Era 1969, estaba por empezar una década increíble en la historia de las carreras de caballos. En las oficinas de la New York Racing Association, dos criadores, Christopher Chenery y Orden Phipps, tiraban una moneda al aire para definir como se repartirían las crías de sus mejores ejemplares. El viejo Chenery tenía mucha fe en su moneda de la suerte. Sin saberlo, una de las caras de aquella moneda que giraba en el aire valía más de diez millones de dólares. Se estaban disputando al caballo más rápido de la historia. El azar parecería haber favorecido a Phipps quien ganó el sorteo y rápidamente guardó la moneda de la fortuna en su bolsillo. Eligió quedarse con el primer potrillo que había nacido de la cruza de Bold Ruler y Dam Something royal. Chenery maldijo su suerte y sólo le quedo esperar el nacimiento del próximo ejemplar.

El 30 de marzo de 1970, a las 12:10 am, nació un impresionante alazán con una estrella blanca en su cabeza que fue llamado Secretariat. El espectacular pura sangre hizo su debut el 4 de julio de 1972, pero no fue el mejor, pues era un caballo inexperto y finalizó 4º lugar en el hipódromo de Aqueduct, en New York, después de una pésima salida.

Muy distintas resultaron sus siguientes presentaciones. Ganó en Miden Winner y en Allowance de forma categórica y así continúo ganando. En Hopeful logró adelantarse a ocho rivales en menos de 400 metros y el furor por Secretariat creció y se enfiló para participar en la triple corona para ejemplares de 3 años.

La triple corona se compone por el Derby de Kentucky, Preakness Stakes y Belmont Park. Desde 1948 nadie había logrado tal hazaña y ese era el próximo objetivo de Secretariat. El Derby de Kentucky tiene una distancia de 1.25 millas (2,000 metros aproximadamente) y es conocido como, los 2 minutos más excitantes del deporte, pero ni eso le duró a Secretariat logrando la mejor marca de todos los tiempos, 1 min 59 seg.

Dos semanas más tarde en Preakness Stakes volvió a repetirse la historia en 1 milla y 3/16 Secretariat primero, el tiempo oficial fue de 1 min 54 seg.

Tercera carrera de la Triple Corona, el Belmont Park en New York; casi 70 mil personas el 9 de junio fueron a presenciar un momento histórico del deporte hípico. Y otra vez las dudas flotaban en el ambiente. ¿Podría Secretariat resistir una carrera aún más larga? 1.5 millas (2,400 metros aproximadamente).

El impresionante alazán llamado Secretariat.

Se escucha el disparo de salida, Secretariat y Sham se contaron del resto del pelotón con un ritmo endiablado, Secretariat cruzó la primera milla en 1 min 34 seg y ya había logrado sacarle 7 cuerpos a Sham. Pasó la marca de los 2,000 metros en 1 min 59 seg y Sham pagó muy cara la osadía de tratar de seguir su ritmo en una distancia tan larga. Faltaban 200 metros, Secretariat llevaba 28 cuerpos de ventaja. Pero fiel a su espíritu indomable siguió acelerando estableciendo un récord inigualable de 2 min 24 seg. No había más que hacer, Secretariat lo había logrado todo.

Su última actuación fue el 28 de octubre de 1973, cuando ganó en el Abierto de Canadá por más de 12 cuerpos.

Tuvo una final feliz. A pesar de haber llevado una vida tan intensa se retiro llenó de salud y se dedicó a su nueva vida como semental: tuvo 653 herederos, de los cuales 57 ganaron clásicos. Un potrillo de él, llego a venderse en 1.5 millones de dólares.

Secretariat vivió hasta los 19 años y Time Magazine lo eligió como uno de los 10 atletas más influyentes del siglo XX. El mejor caballo de la historia en los hipódromos del mundo.

It’s Secretariat, Faster Today Than in 1973, The New York Times. Secretariat’s ‘73 Preakness time is a record, racing commission rules, CNN. Inc Staff Blood Horse, p:16
Secretariat History.
Secretariat.com. Consultado el 8 de agosto de 2016.
Cady, Steve (27 de diciembre de 1972). Secretariat Is Horse of Year, Topping La Prevoyante in Poll; Secretariat Voted Horse of Year. The New York Times. Inc Staff Blood-Horse, p: 17
www.espn.com: Top N. American athletes of the century. Consultado el 8 de agosto de 2016.

Complejo Respiratorio Bovino (CRB)

Neumonía, bronconeumonía, fiebre del transporte, pasteurelosis neumónica, pleuroneumonía fibrinosa, rinitis, traqueítis y bronquitis.
El Complejo Respiratorio Bovino es una de las tres principales causas de desecho en bovinos, por lo que toma una importante relevancia su diagnóstico y tratamiento oportuno para evitar la cronicidad de las enfermedades, la disminución en la producción, la muerte de animales, los gastos en medicamentos y Médicos Veterinarios (Galyean y Perino, 1999).

El Complejo Respiratorio Bovino (CRB), es un conjunto de signos clínicos que se caracterizan por depresión, inapetencia, fiebre, tos, descarga nasal y dificultad para respirar. Se pueden afectar las vías respiratorias bajas, es decir, a los pulmones (neumonía) o a las vías respiratorias altas (rinitis, traqueítis, bronquitis) (Juárez et al., 2003). En su desarrollo intervienen agentes infecciosos que junto con otros factores, afectan el sistema inmune. Se producen con más intensidad en animales jóvenes, desde la primera semana de vida, hasta los 2 años de edad (Contreras, 2005).

El CRB es causado por múltiples factores bacterianos y víricos, además de causas o factores no infecciosos como son: anatomofisiológicos, parasitismo, desnutrición, estrés y baja de defensas.

Dentro de los microorganismos que causan el CRB se encuentran involucrados con más frecuencia agentes víricos como virus sincitial respiratorio bovino, parainfluenza 3, adenovirus BVDV, BHV1 y bacterianos como Pasteurella multocida, Mannheimia haemolytica, así como micóticos como Mycoplasma bovis, éstos pueden interactuar entre ellos con una reacción inflamatoria o alérgica desencadenando la sintomatología del síndrome (Contreras, 2005).

Factores anatomofisiológicos predisponentes para el CRB
Los bovinos están en total desventaja comparativamente con otras especies animales en cuanto a su capacidad respiratoria. Se ha determinado una serie de diferencias que predisponen a los bovinos a padecer con mayor facilidad el (CRB) (Contreras, 2005).

Entre estos factores predisponentes se encuentran:

Pleura poco distensible: La pleura del pulmón del bovino es más gruesa que la de otras especies animales, lo que la hace menos distensible y por lo tanto se requiere de un mayor esfuerzo para captar un volumen determinado de aire (Contreras, 2005).

Pulmones pequeños: La proporción del tamaño del pulmón con relación al peso corporal del bovino es menor comparativamente que la que se obtiene en otras especies, por ejemplo un bovino de 300 kg tiene pulmones más pequeños que un equino del mismo peso y lo mismo ocurre con el cerdo. El resultado de lo anterior es que se necesita un esfuerzo extra para oxigenar el mismo volumen corporal (Contreras, 2005).

Angulo traqueobronquial: La unión de la tráquea con los bronquios en el caso del bovino es casi en ángulo recto, lo que ocasiona que las secreciones se acumulen en este punto, ocasionando una obstrucción y dificultad tanto para respirar como para expectorar. Es común observar en animales que murieron de neumonía un tapón de secreción en esta zona anatómica (Contreras, 2005).

Menor número de macrófagos alveolares: Comparativamente con otras especies existe un menor número de macrófagos alveolares en el pulmón del bovino, lo que representa una menor capacidad defensiva ante el ataque de gérmenes patógenos (Contreras, 2005).

Menor presión para el intercambio gaseoso: A nivel alveolar para el intercambio de oxigenación en la mayoría de las especies la presión gaseosa es de 95mm Hg, mientras que en el bovino es de 85mm Hg, es decir 10mm menos que son necesarios para una mejor oxigenación. Todas estas características propias de la anatomía y funcionamiento del pulmón del bovino son normales para esta especie, pero lo hacen más susceptible a los problemas respiratorios (Contreras, 2005).

Los factores de estrés que contribuyen al problema incluyen agotamiento, debilidad física, deshidratación a menudo como resultado del transporte, destete, cambios en la dieta, castración, descorne, sobrepoblación, enfriamiento y reunión de ganado de diferentes orígenes (Juárez et al., 2003).
A pesar de que existe una gran variedad de antimicrobianos para tratar este padecimiento y una gama amplia de biológicos para prevenirlo, continúa causando serios problemas en la ganadería. De tal forma que si se presenta el CRB se tiene que combatir con antibióticos y con otros medicamentos que ayuden a desinflamar el tejido pulmonar, así como quitar dolor y bajar la fiebre. Aranda Salud Animal tiene varias alternativas terapéuticas para tratar este tipo de problemas, como tratamiento antibiótico contamos con: Tilmistop 30 (tilmicosina 30%), antibiótico específico para tratar el Complejo Respiratorio Bovino.

Bibliografía:
Contreras B. Complejo Respiratorio Bovino. Manual de Ganadería doble propósito. Barquisimeto Venezuela Universidad Centro Occidental. 2005. Galyean M.L, Perino L.J, Interaction of cattle helth,inmunity and nutrition. J. Anim. Sci. 1999; 77, 1120-1134. Juarez B.F. Trigo F J, Chavez G.G. Vargas R.G. Identificación de agentes virales por inmunohistoquimica en enfermedades respiratorias de bovinos en corral de engorda. Veterinaria México, 2003.

El ciclo estral de la vaca

Imagen 1. Vaca de raza Holstein con condición corporal 3.

El proceso reproductivo constituye la esencia de la renovación biológica en todas las especies.

Una alta eficiencia reproductiva es requisito indispensable para el éxito económico tanto en la ganadería lechera como en la ganadería de carne. La baja eficiencia reproductiva se traduce en pérdidas directas en la producción láctea y producción de becerros. El proceso reproductivo está regulando por el sistema endócrino influenciado fuertemente por las condiciones ambientales en que se desarrollan los animales.

El ciclo estral de la vaca representa un patrón recurrente de actividad ovárica que permite ir de un periodo de no receptividad reproductiva a uno de receptividad, permitiendo establecer el apareamiento y el subsecuente establecimiento de la gestación. Se caracteriza por el crecimiento y la regresión de folículos y cuerpo lúteo en un promedio de 21 días (Forde et al; 2011).
La vaca está clasificada como poliéstrica continua, esto es que tiene ciclos estrales todo el año cuya duración varía entre 17 y 25 días con un promedio de 21. El ciclo estral consta de dos fases, dependientes de las estructuras ováricas, la fase folicular o estrogénica y la fase lútea o progestágena. A su vez estas fases se dividen en cuatro etapas bien definidas denominadas proestro, estro, metaestro y diestro.

Etapas del ciclo estral

Proestro
Esta fase se inicia con la regresión o (destrucción) del cuerpo lúteo y termina con el inicio del estro o (celo); dura de 2 a 3 días. La destrucción del cuerpo lúteo ocurre gracias a la acción de la prostaglandina PGF2α. Con la caída de los niveles de progesterona, el efecto de retroalimentación negativa que ejercía a nivel hipotalámico desaparece y comienza a aumentar la frecuencia pulsátil de las hormonas FSH y LH las cuales estimulan el crecimiento folicular. Durante el proceso o fase folicular ya existe un folículo dominante con la apariencia de una ampolla llena de líquido folicular y el ovocito que será ovulado.
Este folículo produce estrógenos los cuales alcanzan los centros nerviosos del hipotálamo que controlan la manifestación externa del celo (Lamb et al; 2009).

Imagen 2. Esquema de las cuatro etapas del ciclo estral y sus olas foliculares.

Estro
Se define como periodo de actividad y receptividad sexual en donde el signo principal es que el animal se mantiene quieto al ser montado por otro. También se observa entre otros signos, inquietud, inflamación de la vulva, secreción de moco claro, transparente y filante (Sherer, 2003).
La duración del celo es muy variable entre grupos de animales variando entre 30 minutos a más de 30 horas (Lucy, 2006).
Los signos de estro ocurren gracias a la presencia de los estrógenos provenientes del folículo. En cierto momento los niveles de estrógenos son lo suficientemente altos en concentración y duración como para inducir los signos de celo o calor.
Estos altos niveles de estrógenos afectan también al hipotálamo que controla la liberación de GnRH y está a su vez estimula la adenohipófisis para la liberación de FSH y LH.
El incremento de LH se inicia después de que se hayan dado los signos de celo e inicia el proceso de ovulación.
De 12 a 24 horas desde el comienzo del celo el sistema nervioso central del animal se hace no receptivo a los estrógenos y todas las manifestaciones de celo desaparecen. Inmediatamente después de terminado el celo se inicia el metaestro.

Metaestro
Durante el metaestro ocurre la ovulación que tiene lugar entre 28 a 32 horas después de haberse iniciado el celo o entre 10 a 15 horas de haber cesado los signos de celo en respuesta al pico preovulatorio de LH (Lamb et al; 2009).
Después de la ovulación se produce una hemorragia y el folículo se llena de sangre, convirtiéndose en una estructura conocida como cuerpo emorrágico. El proceso siguiente es la luteinización de las células foliculares que se transforman en células luteales estos cambios ocurren entre el día 5 a 7 del ciclo, finalizando así la fase del metaestro e iniciándose la fase lútea o diestro.

Diestro
Esta fase se caracteriza por la presencia y dominio del cuerpo lúteo en el ovario y la producción de progesterona y va desde el día 5 al día 18 del ciclo estral. La regulación de la secreción de progesterona está controlada por un equilibrio de estímulos uno luteotrófico que estimula la progesterona y otro luteolítico que inhibe la progesterona (Okuda et al; 2004).
El cuerpo lúteo recibe la mayoría del flujo sanguíneo del ovario y la cantidad del flujo recibido está relacionado con la cantidad de progesterona producida y secretada. Los niveles de progesterona más altos se alcanzan entorno al día 10 del ciclo estral y se mantienen hasta el día 16 o 18 del ciclo en donde la PGF2α desencadena la lisis del cuerpo lúteo. Con la regresión del cuerpo lúteo, comienza la disminución de los niveles de progesterona y con ello el final de la fase lútea o diestro y reinicio del proestro (Niswender et al; 2000).
La condición normal en una vaca es que para, amamante y críe su becerro(a), entren en celo y vuelva a gestar para concluir con un nuevo parto. Pero entre parto y parto, existe un sinfín de situaciones que pueden provocar que ese ciclo se alargue y que las vacas se vuelvan improductivas. Entre esos factores se incluyen la producción láctea, la condición corporal, el nivel de nutrición e infecciones en el aparato reproductor. Todas estas condiciones pueden provocar que el ciclo estral se modifique y la vaca no pueda gestar.
La ciencia moderna ha desarrollado diferentes medicamentos hormonales que nos ayudan a corregir este tipo de alteraciones, como baja fertilidad al momento del celo, ausencia de celo después del parto y presencia de quistes foliculares.

Aranda Salud Animal lanza al mercado Ciclogest (Gonadorelina 100 mcg/mL), medicamento desarrollado para tratar desórdenes en el ciclo estral de la vaca, mejora la fertilidad después del parto, mejora la tasa de fertilidad al momento de la inseminación artificial o monta y ayuda a resolver quistes foliculares. En combinación con Alfa zincro (D-Cloprostenol), para implementar el mejor programa de sincronización para elevar la fertilidad en el ganado.

Niswender GD, Juengel JL, Silva PJ, Rollyson MK, McIntush EW. Mechanisms controlling the function and life span of the corpus luteum. Physiol Rev 2000;80:1-29.
Okuda K, Korzekwa A, Shibaya M, Murakami S, Nishimura R, Tsubouchi M, Woclawek-Potocka I, Skarzynski DJ. Progesterone is a suppressor of apoptosis in bovine luteal cells. Biol Reprod 2004;71:2065-71.
Forde N, Beltman M, Lonergan P, Diskin M, Roche J, Crowe M. 2011. Oestrus cycles in Bos Taurus cattle. Animal Reproduction Science.
Lamb, G.C., M.F. Smith, G.A. Perry, J.A. Atkins, M.E. Risley, D.C. Busch, and D.J. Patterson. 2009 Reproductive Endocrinology and Hormonal Control of the Estrous Cycle. North Florida Research and Education Center, University of Florida.
Sintex, 2005 – Fisiología Reproductiva del Bovino. Laboratorio de Especialidades Veterinarias. Sitio Argentino de Producción Animal. www.produccion-animal.com.ar
Shearer, J.K. 2003. Reproductive Anatomy and Physiology of Dairy Cattle. Animal Science Department, Florida Cooperative Extension Service. University of Florida.
Lucy, M.C. 2006. Estrus: Basic Biology and Improving Estrous Detection. Proc. Dairy Cattle Reproductive Conference. pp 29-37. iginal publication date September 1992. Reviewed June 2003.